La esperanza es lo último que se debe perder

Hace mucho que no os cuento como está la cosa, pero es que no ha ido como me hubiera gustado contaros.
En enero me hicieron la colonoscopia para ver como iba la recuperación del intestino tras el transplante.
Hay que decir que antes de la prueba, me encontraba mejor, menos idas y venidas la baño, menos retortijones que te dejan echo un ovillo, poder salir a la calle a pasear o ir a hacer ejercicio había pasado a ser mi día a día, por lo que todos estábamos esperanzados con el resultado de la prueba.
Tras una preparación que no se porque motivo en esta ocasión se me convirtió en horrible, fui a la prueba y ya empezamos mal.
Entre y me prepararon, me pusieron la vía y me sedaron y al poco, o eso me pareció a mí, ya me despertaba.
Como siempre hice la pregunta, "¿cómo está todo?" y al oír a la enfermera decir,"ahora la doctora hablará contigo", ya supe que no pintaba bien.
Me sacaron de la sala y me pusieron en la zona de despertar, y al poquito vino la doctora para hablar conmigo, y me dio las malas noticias.
La parte final del colon y el recto están igual o peor que antes del transplante.
Lo primero que quise saber es que debíamos hacer y me dijeron que primero volver a tomar cortis, 60 de dacortín, segundo volver a ponerme INFLIXIMAB, tercero hacer una entero-resonancia para ver hasta donde llega la afectación del colon y ver el estado del intestino delgado.
Si ese día no fue bastante malo al día siguiente tenia que ir a vacunarme y lo he tenido que posponer porque hasta no bajar la cortisona no pueden ponerme nada, porque la mayoría no harían efecto.
Como es normal, mi estado anímico se fue por los suelos, y la verdad es que solo sentía rabia, impotencia y desconcierto, porque yo cada vez me encontraba mejor y resulta que realmente estaba peor.
Me ha costado bastante poder escribir todo esto, porque cada vez que lo recuerdo me embarga la impotencia por haberlo puesto todo de mi parte y que todo haya ido mal hasta el momento.
Pero como creo que la esperanza es lo último que se debe perder, intento verla.
He empezado con INFLIXIMAB y espero que como mi cuerpo esta "virgen" de tratamientos, ahora funcione.
En abril, tengo la resonancia y espero que salga que ha mejorado todo el intestino y que solo hay afectación en la zona final.
Y sobre todo espero vencer yo a mi Crohn y no dejar que me venza él.

2 comentarios:

  1. Pero como creo que la esperanza es lo último que se debe perder, intento verla.. me quedo con esa frase, y con lo valiente que has sido todo este tiempo. Sabes que siento muchísimo que no haya funcionado el trasplante en tu caso, porque sé la ilusión que tenías puestas en él.. Te deseo lo mejor Nuria, ya lo sabes!! Mil besos

    ResponderEliminar
  2. Se perfectamente lo que sientes! Esta rabia y impotencia... Nunca va como uno quisiera pero con los años nos hacemos más fuertes y aprendemos de ellos. Sigue creyendo! He creído más que todo y deseado tener mis dos hijos y lo he alegrado... Vivo sin Colón pero vivo feliz... Ánimo estamos contigo ! Sarah

    ResponderEliminar